Un marco incomparable en el corazón del Empordà

Vive el Empordà

Pontós

Pontós es una pequeña y discreta población rodeada de “Empordà”, de tranquilidad y de historia. Situado en un pequeño valle entre paisajes únicos, su territorio acoge la historia milenaria de múltiples civilizaciones que han pasado por aquí, conservando ermitas, iglesias, torres, santuarios y castillos centenarios. Su historia nace, según los hallazgos, en el yacimiento arqueológico del Mas Castellar, uno de los más fructíferos del territorio en poblados ibéricos del siglo VI aC.

PONTOS - Mas Terrats


El Empordà

“L’Empordà és, abans que tot,

un paisatge.”


“El Empordà es, antes que nada,

un paisaje.”

 

Josep Pla, El meu país

 

 

Un territorio de gran riqueza biológica y natural, cuyos paisajes, únicos y característicos, han forjado la nobleza de espíritu de las personas que lo habitan y han inspirado a innombrables artistas como Dalí, Joan Maragall o Josep Pla.

Se trata de una de las comarcas con más antigüedad histórica y más importancia de Cataluña. Su historia más relevante da comienzo al entrar los griegos por sus costas, estableciendo la colonia griega de Emporion (actualmente Empúries), que fue la puerta de entrada de las civilizaciones helénica y latina a la península.

 

La belleza de sus paisajes y sus rincones costeros atraen a visitantes de todo el mundo. Entre sus lugares de interés destacados se incluyen núcleos arqueológicos como los de Empúries y Roses, antiguos monasterios románicos como el de Sant Pere de Rodes y poblaciones medievales como Peralada o Castelló, sin olvidar el interés por el arte de Salvador Dalí, ampurdanés universal, que ha convertido Figueres y Cadaqués en centros turísticos relevantes.